Menu

A+ A A-

Debate: ¿está empeorando el marco de negocios en China?

 

En los últimos tiempos han aumentado de forma preocupante las quejas de empresas respecto al marco de los negocios en China. Así, el Daily Telegraph publicaba el pasado día 9 un artículo con el elocuente título de “UK businesses threaten to pull out of China over protectionism”.

Los problemas de Google, el procesamiento de empleados de la minera Tio Tinto, son algunos ejemplos de las alarmantes dificultades a las que se están enfrentando las empresas extranjeras en China.

El artículo del Telegraph citaba a un representante de la Cámara de Comercio europea en China: "In the last couple of months, there have been a lot of very pessimistic assessments by European firms".

Las quejas se refieren en general a la proliferación de medidas proteccionistas y nacionalistas: nuevos requerimientos para el desarrollo de actividades (que las empresas extranjeras no cumplen), robos de propiedad intelectual, exigencia de certificaciones (que las empresas extranjeras se ven imposibilitadas de obtener), subvenciones a empresas locales competidoras.

La Cámara de Comercio europea habla incluso de una nueva “actitud aislacionista” en China.

Estas actuaciones, además, se pueden poner en relación con lo que muchos observadores perciben como una nueva actitud de China en política internacional: más firme y nacionalista, menos multilateral.

Según algunas teorías, China, que ha logrado afrontar la crisis económica con resultados mucho más favorables que el  mundo occidental, ha adquirido por ello un nuevo sentido de “superioridad”, que le ha llevado a adoptar actitudes poco favorables hacia la cooperación internacional. La firmeza china en la conferencia de Copenhague sobre cambio climático o su resistencia en permitir una apreciación de su divisa son algunos ejemplos de esta nueva actitud china en política internacional.

La renovada represión contra disidentes políticos chinos, las amenazas contra los gobiernos que mantengan contactos con el Dalai Lama, serían en la vertiente política la manifestación de esta nueva política china hacia el exterior, que marcaría un cambio radical de tendencia en relación con la política seguida en las últimas tres décadas.

Iberchina invita a sus lectores, especialmente a los que trabajan en China, a compartir sus impresiones sobre este tema. ¿Ha empeorado el marco de negocios en China para las empresas extranjeras? ¿Se detectan nuevas medidas proteccionista, mercantilistas, nacionalistas? ¿Se están planteando las empresas retirarse del mercado chino, o se tiene conocimiento de otras empresas que lo hayan hecho?