El siglo de China: entrevista con Ramón Tamames

 "El siglo de China. De Mao a primera potencia mundial" es el título del libro que el conocido economista e intelectual español Ramón Tamames acaba de publicar sobre China. En una entrevista con Iberchina, el profesor Tamames habla de China, su economía, política, el papel del Partido Comunista, el papel de Mao, etc.

Sergio Martín.- Iberchina

 


¿Cuál es el objetivo de su libro? 

En el libro “El siglo de China. De Mao a primera potencia mundial”, tras una breve y creo que significativa referencia a la historia del país más poblado del planeta, examino los aspectos más relevantes de su espectacular crecimiento, empezando por una visión de la demografía y del medio ambiente. Como bases de un desarrollo que se manifiesta en cambios continuos de los aspectos estructurales más diversos —desde el I+D+i hasta la exploración espacial—, y la emergencia de poderosas multinacionales propias.  

tamames_libroEn la obra planteo cuál podrá ser el efectivo modelo de desarrollo de China tras su ya muy avanzada transición de economía de planificación central a sociedad más abierta, todavía con no pocas incertidumbres por resolver, incluido el futuro papel regulador del cambio por parte del Partido Comunista de China (PCC). En un contexto internacional de relaciones cada vez más estrechas, y no exentas de tensiones con EE.UU., Japón, India, Rusia y la Unión Europea. Sin olvidar la atención que desde Pekín se presta a todos los países en vías de desarrollo de Asia, África y las Américas. 

La obra concluye con dos extensos capítulos dedicados a las relaciones de China con la Unión Europea en general, con España en particular. Cuando precisamente en 2007 se celebra el Año de España en China, en lo que recíprocamente será el Año de China en España. 

En resumen, El siglo de China. De Mao a primera potencia mundial es una obra que espero pueda servir de referencia a quienes aspiran seguir de cerca la definitiva emergencia de la primera potencia mundial de la centuria XXI.  

 ¿Cómo ha surgido su interés por escribir este libro? 

Mi interés por todo lo referente a China se remonta a mis iniciales trabajos universitarios, con un primer viaje a la República Popular en 1972, que fue seguido de ulteriores y frecuentes visitas y conferencias; con diversas publicaciones sobre los avances de la nueva China.

Desde 1997, soy profesor visitante de la Universidad China de Macao, lo cual, junto con mis colaboraciones con la Academia China de Ciencias Sociales, me permite un continuo contacto con los cambios espectaculares que están produciéndose en un país que no más allá del 2020 será la primera potencia económica mundial.  La idea de que China va camino de ser la primera potencia mundial es una evidencia creciente. En cierto modo, está recuperando la posición que tuvo durante siglos, hasta comienzos del siglo XVIII, porque después de un largo aislamiento, el gigante chino resurge de su decadencia, con 1.320 millones de habitantes que conforman el mayor mercado potencial del mundo.  

La frase de Napoleón es plenamente actual: Cuando China despierte el mundo temblará. China se prepara para liderar el siglo XXI, y está dispuesta a cambiar muchas cosas, la economía, el comercio y la cultura mundial. En 1970 adelanté, creo que en lo que fue un capítulo premonitorio, algo sobre el tema: "China, el coloso enigmático", dentro de mi libro Estructura Económica Internacional.

Para ahora, 37 años después, y estimo que con mucho más conocimiento de causa, escribir esta obra que a mi juicio puede leerse como análisis económico, base de datos, introducción sociológica, y crónica del pasado y el presente, con predicciones del futuro. Un ensayo que recoge en nueve capítulos, que se especifican a continuación, las principales cuestiones explicatorias de la evolución seguida por China en su senda a convertirse en superpotencia mundial.  

¿Qué ha significado la política de reforma para China? 

La nación más poblada del Planeta ha vivido desde la muerte de Mao de 1976 una oleada de crecimiento que arraigó a partir de un cambio político y social desarrollado en las llamadas "cuatro modernizaciones" que puso en práctica Deng Xiaoping desde 1978: agricultura, industria, defensa y ciencia y tecnología. Un impulso cuyo carácter práctico se expresó claramente después con una célebre frase: ¿Qué más da que el gato sea blanco o negro, con tal de que cace ratones?

Los movimientos liberalizadores, sin embargo, sufrieron un deterioro desde el segundo semestre de 1989 por el trauma político de la masacre de Tiananmen, con el que sector más duro del PCC puso al país asiático en el más duro trance. Pero rápidamente cambió la diana de inquietudes internacionales, con la invasión de Sadam Hussein de Kuwait y la primera guerra del Golfo (1990/1991). Así las cosas, las relaciones internacionales fueron normalizándose, al tiempo que el Gobierno de Li Peng planteó nuevas metas de crecimiento para frenar el descontento de la población. 

El verdadero gran salto adelante de China a partir de 1978 permitió un acelerado desarrollo de las importaciones, las inversiones, el consumo de petróleo y un cambio de modo de producción por el abandono gradual del socialismo. El crecimiento del PIB desde 1978 a 2006 se calcula en un 9,5 por 100 anual, un efecto acumulado pues, sobre el año base, de nada menos que 1.269 por 100 en veintiocho años. En esa senda, hacia 2020, China estará pisando los talones a Estados Unidos en términos de PIB.   

¿Qué papel desempeña el Partido Comunista Chino? 

El PCC con su densa red de órganos de gobierno a escala de todo el país, con 70,8 millones de miembros en 2006, ha abierto sus puertas a los empresarios, induciendo también a crear comités en las compañías privadas. Incluida las extranjeras, como Wal Mart, que representan la parte empresarial más rápidamente creciente en la economía china.

El partido aspira a conservar en sus filas a la elite del país y ser una gran Cámara de Comercio para construir la prosperidad de China sin perder su propio poder político. 

¿Cuáles son los principales retos del país cara al futuro? 

En el continuo ascenso de su poderío, China está preparándose de cara a 2008 para los juegos olímpicos de Pekín, que pretende convertir en los más importantes de la Historia, como plataforma para mostrar al mundo lo mejor de sus nuevas realidades, que coexisten con dualismos y desequilibrios todavía muy importantes.

No obstante, el liderazgo mundial de China también debe tener en cuenta una serie de indicadores no precisamente positivos. Así, es también líder mundial en piratería industrial, no sólo en la falsificación de grandes marcas de ropa o calzado, sino también en la cinematográfica.

Del mismo modo, el mundo se ha alarmado, por ejemplo, ante el impacto de un país de 1.320 millones de habitantes encaminados a entrar con todos los honores en el desarrollo, que, sin embargo, ha prestado hasta ahora insuficiente atención al medio ambiente (siete de las diez ciudades más contaminadas del mundo están en China), y que además no ha abordado las medidas para resolver los principales problemas de derechos humanos.  

Por otra parte, la aplicación de la pena de muerte (1.700 ejecuciones oficialmente en 2006), la práctica de la tortura policial, la detención de activistas políticas, las restricciones religiosas, el control de los medios de comunicación y de internet, la falta de independencia del poder judicial, las restricciones del marco laboral y trabajo infantil, son todo asignaturas pendientes en el coloso asiático.  

¿Qué queda de Mao en la China actual?

Entre los contrastes que hoy vive China, uno de los más significativos es que Mao continúe vivo entre su gran población, pese a lo mucho que han cambiado el país: rascacielos imponentes en el paisaje de Shanghai y nuevos ricos estrenando en mansiones fastuosas en las afueras de Pekín. A pesar de lo cual, resulta difícil pasar por un pueblo o una ciudad de la República Popular sin encontrar algún retrato de Mao; porque fue el fundador de la República Popular y sobre todo quien devolvió al país su orgullo nacional de convertirse un día en la mayor potencia mundial.    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

×
Subscríbase a Iberchina

Subscríbase gratis a Iberchina, la fuente más seria y solvente de información sobre China en lengua española. Recibirá nuestra Newsletter, con informaciones, artículos, documentos, sobre China.

Pinche aquí para subscribirse