Imprimir

Las cinco mejores empresas españolas en China

Iberchina ha elegido las empresas españolas que más capacidad han tenido para operar con éxito en el mercado chino. Tres empresas veteranas en este mercado -ALSA, Técnicas Reunidas y Bodegas Torres-  y dos empresas que han llegado a él hace relativamente poco tiempo -Gamesa y Zara- constituyen el núcleo de oro de una presencia empresarial que se ha venido labrando con esfuerzo y laboriosidad desde hace 30 años, y que ha producido resultados de excelencia encarnados de forma ejemplar en estas cinco empresas.

 

________________________________________________________

ALSA

Andrés Cosmen

ALSA es la auténtica pionera: entró en China en 1984, cuando el país apenas llevaba cinco años con la política de reforma, y cuando las empresas españolas que se movían en él se podían contar con los dedos de una mano.

ALSA comenzó con una empresa de taxis en la zona especial de Shenzhen. Su expansión ha sido constante, apoyada en una gestión rigurosa y en una excelente capacidad de adaptación a las características del mercado.

Desde hace años, por ejemplo, ALSA, cuyas operaciones en en China han estado lideradas por Andrés Cosmen, se anticipó a muchos otros y prestó atención a la incorporación y promoción de directivos locales,  lo que le ha permitido contar con un equipo profesional de gran calidad.

En 2010 la empresa operaba líneas de transporte de autobús en 17 provincias, con más de 500 destinos y más de 8.000 empleados y 5.000 autobuses. Para la empresa de la familia Cosmen la actividad en China tenía una importancia especial; quizás por ello la dejaron fuera del acuerdo de integración con Nacional Express de 2005.

 

____________________________________________________________

Técnicas Reunidas

José Lladó

La empresa de ingeniería presidida por José Lladó fue la primera que logró un gran proyecto tecnológico en China: una planta petroquímica en la ciudad de Fushun (en la provincia de Liaoning, en el norte de China), un contrato que firmó en 1988.

En 1985 Felipe González había viajado a China con una importante delegación empresarial. Se crearon entonces grandes expectativas de proyectos, pero en los años siguientes estos se fueron frustrando uno a uno. Cuando parecía que las empresas españolas no estaban preparadas para el mercado chino, Técnicas Reunidas logró el primer gran proyecto de una empresa española, al que seguirían luego numerosos otros de diversas empresas (el grupo INI, Alcatel, Foster Wheeler Iberia, etc.), en campos muy diversos.

TR, por su parte, firmaría en los años siguientes una importante serie de proyectos, fundamentalmente de plantas petroquímicas y siderúrgicas, demostrando una gran capacidad para operar y moverse en un  mercado en el que para tener éxito es necesario combinar elementos muy complejos: técnicos, comerciales, financieros, políticos, etc.

El año pasado obtuvo su último contrato, por un importe de 140 millones de dólares, para el desarrollo del proyecto de GML de Zhuhai, para China Nacional Offshore Oil Corp.

 

__________________________________________________________________

Bodegas Torres

La bodega española tiene una trayectoria relativamente larga en China, en la que ha sabido adaptarse y sobreponerse a dificultades. En 1997 Torres estableció una joint venture, Torres Zhangjiakou Great Wall Torres Winery Co.,  con una de la empresas locales de vino más importantes, Great Wall. Los primeros años fueron sin embargo difíciles, con pérdidas, pero la empresa decidió y supo aguantar.

En los últimos años ha sabido adaptarse a las condiciones del mercado y el panorama ha mejorado de forma radical. Por un lado Torres se dirige de forma prioritaria a un segmente de consumo de alto nivel. Así, según la empresa, en China venden el doble de su marca de más valor y prestigio, Mas La Plana, de lo que venden en España. Por otro, la compañía ha diversificado sus actividades y se ha abierto a la distribución de vinos de todo el mundo, creando para ello la  marca Everwines.

Finalmente, Torres ha asumido con determinación lo que se ha convertido en la nueva consigna del marketing en China: la necesidad de prestar atención no sólo a las grandes ciudades como Beijing y Shanghai, sino también  a docenas o cientos de ciudades intermedias que están registrando un fuerte crecimiento de la demanda de productos de nivel medio y alto.

 ______________________________________________________________________

Gamesa

El fabricante de turbinas inició sus actividades en China de forma relativamente reciente: en 2005, con la instalación de una fábrica en Tianjin (una de las cuatro municipalidades independientes de China, cercana a Beijing). Su crecimiento ha sido desde entonces espectacular, contando en la actualidad con media docena de centros productivos en el país. Gamesa supo comprender la potencialidad de China en su sector, así como ha tenido  la capacidad para llevar a cabo un fuerte crecimiento en un periodo de tiempo muy corto.

Cuatro de sus centros productivos están en Tianjin (en la imagen, uno de estos centros), que se ha convertido en la mayor base productora de la empresa fuera de España. Los planes de inversión de Gamesa en China le supondrán llegar a una inversión acumulada de 130 millones de euros en 2012.

Gamesa ha sabido posicionarse en uno de los países del mundo con mayor crecimiento de la energía eólica; se estima que en 2011 China supondrá el 30% de los megawatios vendidos en el mundo.

Gamesa actúa en una doble vertiente: como suministrador de turbinas, que se encuentran en más de 60 parques de China; y como operador de parques eólicos (gestionando una capacidad de más de 3.000 MW). Para esta última línea la empresa se ha aliado con empresas locales; en 2010, por ejemplo, se puso en marcha el parque de Taipingshan, en la provincia de Shandong, desarrollado en asociación con la empresa china China Guandong Nuclear Wind Corporation.

 ______________________________________________________________________

Zara

Zara, o mejor dicho el grupo Inditex, es junto con Gamesa un ejemplo de empresa que ha llegado relativamente hace poco a China, pero que ha comprendido la potencialidad del país ya ha tenido la capacidad para crecer con intensidad de forma eficiente.

Inditex inició su andadura en China en 2004 con la apertura de un establecimiento de Zara en Hong Kong. En 2010 el grupo contaba con 84 tiendas en el país: 48 de Zara, 16 de Bershka, nueve de Pull & Bear, siete de Massimo Dutti y cuatro de Stradivarius. Todas las tiendas son de gestión propia.

Inditex asumió con antelación lo que hoy constituye un mantra básico del  marketing en China: las oportunidades que ofrecen las ciudades intermedias de China. Las tiendas del grupo están ubicadas no sólo en las grandes ciudades como Shanghai (en la imagen, tienda de Zara en esta ciudad) y Beijing, que han sido los centros tradicionales de consumo, sino que también se localizan en ciudades como Shenzen, Hangzhou, Harbin, Tianjin, Dalian, Chongqing, Taiyuan, Xiamen, Chengdu, Wuxi, Jinan o Xian.

Con el aumento del nivel de vida el potencial de desarrollo del consumo de China es casi infinito, y para el grupo textil español abre posibilidades también infinitas.